Saltear al contenido principal

Cómo aumentar la seguridad en escaleras

Resulta sorprendente el número de personas que sufren accidentes relacionados con escaleras cada año, pero es más llamativo aún el hecho de que la mayoría de ellos tiene que ver con descuidos e imprudencias que guardan relación directa con la falta seguridad en escaleras, especialmente en aquellas utilizadas para el desarrollo de determinados trabajos u oficios.

Por eso, es absolutamente necesario que tomes todas las precauciones posibles para prevenir incidentes a la hora en la que tú, o alguno de tus empleados, hagan uso de estos indispensables elementos como son las escaleras.

Los 6 pasos para garantizar la seguridad en escaleras

A continuación encontrarás una serie de recomendaciones básicas, que evitarán posibles lesiones y accidentes por el uso incorrecto de escaleras:

1.- Elige la escalera ideal

Es importante que sepas que el uso de una escalera que no se adapte al proyecto que tienes en mente es muy peligroso, porque existen un conjunto de riesgos que quizá desconoces, como por ejemplo:

  • Exceder el peso que puede soportar la escalera, algo común en el caso de tener que disponer de herramientas una vez que estás sobre la escalera.
  • Estilo incorrecto de la escalera, que puede ocasionar pasos en falso y malos apoyos.
  • Material base equivocado, para tener seguridad en escaleras se requiere que éstas cuenten con un material idóneo, como plástico en caso de trabajar con electricidad.

2.- Prepara la escalera

Para esto tendrás que dar un vistazo de cerca a cada perno, soldadura o remache de la escalera, en caso de que consigas inconvenientes debes repararlos antes de utilizar esta herramienta. Asimismo, asegúrate de eliminar agentes extraños que puedan provocar tropiezos o deslices en la pisada de cada peldaño, como pintura, polvo o grasas.

3.- Moviliza la escalera de forma segura

La seguridad en escaleras no solo tiene que ver con su utilización, sino que también depende de todo lo referente a ellas. Por ejemplo, una escalera demasiado pesada y cargada por una sola persona, puede generar daños considerables en hombro, cuello o espalda, ante esto tu mejor opción es invertir en una escalera fabricada en materiales livianos.

4.- Dispón de la escalera correctamente

Evita en todo momento el uso sobre superficies irregulares o repletas de desechos, a la vez que tienes que comprobar la estabilidad de los tres primeros peldaños y en caso de notar inestabilidad no debes seguir ascendiendo. Si omites esta recomendación la seguridad en la escalera quedará comprometida, haciéndote propenso a sufrir un percance por falta de equilibrio.

5.- Aplica la regla del ombligo

Aunque suene un poco graciosa, esta regla podría salvarte la vida. Consiste en mantener tu centro de gravedad dentro de la estructura de la escalera, esto quiere decir que no es recomendable que tu ombligo supere el último peldaño, ni siquiera para alcanzar un objeto relativamente cercano.

6.- Minimiza los factores de riesgo

Los factores de riesgo aparecen en las construcciones o en la ejecución de proyectos y tienen que ver con cables eléctricos activos sueltos, con las esquinas con puntos ciegos o con superficies débiles. Basta con una breve inspección antes de disponer de la escalera para evitar accidentes relacionados con esto.

Por último, ten siempre en cuenta los pasos que acabas de leer y presta mucha atención a cualquier detalle, no importa que parezca pequeño, porque en lo que se refiere a la seguridad en escaleras ninguna media es demasiado extrema.

Descubre en nuestra web el catálogo con algunos modelos de escaleras de seguridad que tenemos disponibles para ti.

Llámanos