Saltear al contenido principal

(+34) 948 74 03 86 escaleras@escalerasarizona.com  escaleras.arizona

(+34) 948 74 03 86
escaleras@escalerasarizona.com
 escaleras.arizona

Los mejores trucos para realizar reparaciones eléctricas en el hogar de forma segura

A muchos de nos otros nos ha ocurrido un percance eléctrico en casa: un aparato que deja de funcionar, esa llave de la luz que parece no hacer contacto o un router por el que pasa nuestra línea telefónica al que no le llega la corriente.

¡Que no cunda el pánico! Antes de pensar en contratar servicios electricistas urgentes, ten en cuenta que algunos de estos desperfectos puedes solucionarlos tú mismo conociendo unos cuantos consejos.

Si quieres saber cuáles son los mejores trucos para realizar reparaciones eléctricas en el hogar de manera segura, mantén viva tu chispa lectora en este post.

reparaciones eléctricas

Consejos para llevar a cabo una reparación eléctrica segura

Es probable que antes de lanzarse a realizar pequeños arreglos eléctricos en el hogar, todo el proceso nos suponga un mundo. Sin embargo, teniendo en cuenta los siguientes consejos para hacer frente a estas reparaciones eléctricas, el camino será mucho más sencillo.

Mantén el lugar de trabajo siempre seco

Puede parecer una obviedad, pero eliminar cualquier rastro de humedad a la hora de acometer reparaciones eléctricas, es esencial.

Puede que te parezca que todo está seco, pero asegúrate de que tanto en el suelo y en la superficie de trabajo, como en tus manos y tu ropa, no hay ningún indicio de humedad. Recuerda que el agua agrava cualquier problema derivado de un fallo eléctrico.

Desconecta los plomos antes de comenzar

Hay pequeñas reparaciones eléctricas que, a priori, pueden parecer no requerir que bajemos los plomos de toda la instalación del hogar. Sin embargo, es más que recomendable hacerlo siempre, por mínimo que sea el arreglo a realizar.

Esta desconexión nos asegurará no tener ningún tipo de percance de corriente al manipular el cableado eléctrico.

Protege las conexiones con cajas eléctricas

En aquellas reparaciones eléctricas que realices, asegúrate siempre de que las conexiones están contenidas por cajas eléctricas, que son las encargadas de evitar que cualquier chispazo pueda provocar un accidente o incluso un incendio.

Si la reparación se realiza en lámparas que estén a grandes alturas, recuerda siempre hacerlo con una escalera de fibra, pues además de ser aislantes, son perfectas para evitar posibles daños por una caída desafortunada. En el caso de las cajas que se instalen en exteriores, el mejor consejo es utilizar cajas estancas, que evitan daños por efectos del entorno.

Mantén los cables en su justa medida

Otro de los consejos básicos a la hora de llevar a cabo reparaciones eléctricas es que los cables empleados no sean demasiado cortos, ya que esto provoca un difícil manipulado en reparaciones posteriores.

Lo aconsejable es que estos cables se extiendan unos 6-7 centímetros fuera de la caja eléctrica. El uso de conectores permite extender los cables.

Asegura la toma de tierra

Cuando hablamos de toma de tierra nos referimos a ese cable que generalmente es de color verde o amarillo y cuya función es redireccionar la corriente para evitar cualquier tipo de calambrazo. Esta debe ser la última toma que desconectemos en nuestras reparaciones eléctricas.

Es muy importante saber cuál es el cable de toma de tierra y diferenciarlo bien del cable neutro y el cable activo, para no desconectar así el equivocado y provocar un accidente eléctrico.

Reparaciones eléctricas más comunes

Son varias las reparaciones eléctricas a las que nos podemos ver obligados a hacer frente en nuestro hogar, como por ejemplo, una lámpara que ha dejado de funcionar o una llave de luz que no conecta con la bombilla.

reparaciones eléctricas

Reparación de un enchufe

  • Corta la luz del hogar para asegurarte que no haya tensión en las clavijas entrantes del enchufe
  • Despega la cajeta de enchufe ligeramente de la pared a la que se encuentre fijada
  • Revisa el estado del cableado y los tornillos de sujeción. Si al revisarlos, las tomas del enchufe dejan entrever demasiado cobre, es decir, están demasiado pelados, corta y ajusta más esta parte a los tornillos para que nada quede fuera
  • Vuelve a colocar el enchufe a la caja de empotre (el hueco de la pared) apretando sus tornillos de sujeción al bastidor (estructura que enmarca el enchufe y que preferiblemente debe ser metálica)
  • Coloca la caja embellecedora del enchufe para cubrirlo

Reparación de halógeno suelto

  • En ocasiones, un halógeno de cualquier habitación del hogar puede soltarse, colgando del techo en el que está fijado
  • Apaga la instalación de electricidad de casa antes de manipularlo
  • Fija el halógeno al hueco con el dedo índice hasta que quede en la posición que corresponde
  • Aplica un alambre en forma de círculo por las pequeñas rendijas que hay entre la forma del halógeno y el techo, pues este servirá para que vuelva a quedar fijado

Sustitución de un interruptor eléctrico

  • Apaga la corriente
  • Desencaja el interruptor defectuoso aflojando los tornillos fijados a la caja de empotre
  • Retira el interruptor antiguo y encaja el nuevo en el bastidor correspondiente
  • Introduce el par de cables con los extremos pelados que estaban conectados al interruptor antiguo a las dos tomas del interruptor nuevo
  • Asegúrate de que ambos cables quedan bien fijados presionando en las clavijas a las que van sujetos
  • Vuelve a colocar el interruptor con su bastidor en la caja de empotre y aprieta los tornillos
  • Coloca de nuevo la caja embellecedora

A día de hoy, es muy frecuente encontrar nuevos aparatos para los que se demanda este tipo de reparaciones eléctricas, desde reparar un termo eléctrico hasta reparar una persiana eléctrica, pasando incluso por reparar un patinete eléctrico, objetos cada vez más presentes en nuestra vida cotidiana.

En estos casos, es muy recomendable acudir a especialistas, como un electricista a domicilio que pueda intervenir en estos problemas evitando problemas mayores.

Más consejos para mantener la seguridad en tu instalación

Una vez que ya hemos conocido trucos básicos y normas de actuación a la hora de enfrentarnos a pequeñas reparaciones eléctricas en el hogar, podemos pasar a desgranar algunos consejos que te permitirán mantener la seguridad de la instalación en tu casa:

  • Prueba el interruptor diferencial al menos una vez al año. Si cuando lo pulsas no salta la palanca, es posible que exista una avería que se debe solucionar
  • Evita todo lo posible conexiones múltiples con alargadores o ladrones. Si es posible, que cada aparato eléctrico vaya en un enchufe individual
  • Trata de desconectar de la corriente los dispositivos portátiles cuando no estén en uso
  • Desenchufa cualquier aparato que vayas a manipular, por pequeña que sea dicha acción
  • Los enchufes deben estar al menos a un metro de distancia de grifos y tomas de agua
  • Si usas calentadores eléctricos, mantenlos alejados de ropa, muebles y cortinas
  • Y siempre que tengas dudas, llama a un electricista

Cuenta con el equipo necesario para tus reparaciones eléctricas

Recuerda siempre que para llevar a cabo reparaciones eléctricas de forma segura, debes contar con el equipo necesario para evitar problemas mayores a la hora de realizarlas.

Muchas de estas reparaciones eléctricas tienen lugar a la altura del techo de tu hogar, por lo que, contar con una escalera fiable, duradera y consistente es esencial, tanto para la seguridad de la instalación como para tu seguridad física.

En Escaleras Arizona disponemos de una gran gama de escaleras orientadas para todo tipo de necesidades y fabricadas en distintos materiales. Si estás pensando en comenzar a realizar pequeñas reparaciones en casa, no dudes en contar con la mejor escalera y contacta con nosotros para aconsejarte por tu mejor opción.

reparaciones eléctricas

 

Llámanos