Saltear al contenido principal

(+34) 948 74 03 86 escaleras@escalerasarizona.com  escaleras.arizona

7 Claves para garantizar la seguridad en almacenes

La seguridad en almacenes es un aspecto imprescindible para trabajar con el menor riesgo posible y tener un control de la seguridad de todos los objetos, máquinas y elementos que se encuentran dentro de un espacio de trabajo.

Cuando hablamos sobre seguridad en almacenes es muy importante tener una visión completa del concepto: la empresa debe garantizar tanto la seguridad antirrobos pero también prevenir todo tipo de accidentes laborales. La seguridad física de tus propios empleados debe ser una de tus prioridades.

Desde Escaleras Arizona hemos recogido en este artículo los diferentes métodos y claves a seguir para proteger su almacén o negocio.

Normas básicas para la seguridad de almacenes

Seguridad es la certeza de que algo está exento de peligro, daño o riesgo. Un almacén es un local, edificio o parte de este mismo que se utiliza para depositar o conservar una gran cantidad de artículos, productos o mercancías.

Normalmente, cuando se habla de almacenes pensamos en empresas logísticas, pero hay muchas empresas que pueden contar con un pequeño almacén en sus instalaciones. Cuanto mayor sea el almacén, más riesgos en su seguridad se pueden detectar ya que las infraestructuras son mucho mayores.

En España la legislación abarca una serie de normas básicas para la seguridad de almacenes. El objetivo de estas normas es garantizar la integridad de los empleados, por lo que es importante que dependiendo del tipo de almacén y del tipo de producto almacenado se tengan en cuenta una serie de normativas u otras.

 Todas estas normas están recogidas y avaladas por diferentes leyes o documentos oficiales:

  • La Constitución Española, que obliga a los poderes públicos a trabajar en políticas de protección de la salud de los empleados.

  • El Estatuto de los Trabajadores, que señala las obligaciones por parte de empresarios, técnicos y empleados de diferentes mandos en lo referente a la prevención de riesgos laborales.

La Ley de Prevención de Riesgos Laborales, publicada en 1995, busca promover la seguridad y la salud de los trabajadores mediante la aplicación de medidas y actividades necesarias para la prevención de riesgos.

Aspectos imprescindibles y claves para garantizar la seguridad en almacenes

1. Instala cámaras de vigilancia 

Es importante contar con un sistema cerrado de vídeo o luces con sensor de movimiento. Estas herramientas deben ser colocadas en puntos clave, como en las diversas entradas y salidas del almacén. Obviamente, aquellas áreas donde se guarden productos de alto valor también requieren de este tipo de vigilancia.

2. Asegura las entradas y salidas del almacén

Las entradas al almacén deben estar controladas por un protocolo de seguridad. Normalmente, toda operación de entrada o salida de material requiere de documentación autorizada y diferentes controles. A su vez, la entrada de personas externas que no cuenten con la asignación necesaria se debe prohibir.

Gracias a la tecnología se pueden instaurar sensores de seguridad a las puertas exteriores para saber en qué momento se abre o se cierra tanto una puerta o una ventana.

A su vez, es necesario tener un control exhaustivo sobre estos puntos de acceso. Las normas de seguridad establecen que las salidas y los puntos de evacuación de emergencia estén libres de obstáculos y visibles en todo momento. A su vez, es importante que se establezca un protocolo de evacuación.

3. Realiza una evaluación de riesgos para prevenir 

La evaluación de riesgos es uno de los aspectos fundamentales para prevenir accidentes laborales. Si este paso no se lleva a cabo, no se podrán establecer los protocolos de actuación por la seguridad.

Desde la gerencia de la empresa se deben observar cinco elementos clave:

  1. Identificar cuáles son los riesgos a los que están expuestos los empleados.

  2. Evaluar dichos riesgos.

  3. Establecer un protocolo de actuación con las medidas preventivas necesarias.

  4. Cumplir con las medidas.

  5. Seguimiento y revisión de dichas acciones.

Este tipo de evaluaciones se deben hacer de forma periódica. A su vez, el recinto debe contar con todos los materiales necesarios para poder prevenir situaciones peligrosas o accidentes. Nos referimos a extintores y elementos de seguridad como alarmas, mangueras de incendios… etc.

El número de estos elementos está controlado por las diferentes normativas de seguridad en función del tamaño que tenga el almacén.

4. Cumple con la normativa de estanterías y escaleras 

Las instalaciones de almacenamiento en estanterías metálicas permiten almacenar productos agrupados en palets en diferentes alturas. Este instrumento es imprescindible en cualquier almacén, ya que interesa poder aprovechar todo el espacio posible. No obstante, este tipo de almacenamiento expone al personal a diferentes riesgos que deben controlarse por parte de la empresa.

Además, el almacén debe respetar las medidas de anchura y distancia entre estanterías mínima. En todos los almacenes se utilizan escaleras, de fibra o aluminio para acceder a las estanterías, como las que ofrecemos en Escaleras Arizona.

Las escaleras de almacén de fibra cuentan con una plataforma de seguridad fabricada en fibra de vidrio, aislante ante agentes eléctricos y térmicos. A su vez, es importante su característica antimagnética y resistente a la humedad para evitar accidentes.

Estas escaleras deben cumplir con lo expuesto en la norma UNE-EN 131-7 de escaleras móviles. Algunos de los aspectos tratados en la norma establecen que la plataforma no puede superar los 5 metros de altura en las escaleras móviles o la superficie de la plataforma no exceda de 1 metro cuadrado.

También es importante tener un control, gestión y reporte de daños en las estanterías estableciendo un procedimiento interno para el control periódico de este tipo de soporte.

5. Controla la iluminación y ventilación del almacén 

Cuando la iluminación natural no es la suficiente se deben añadir los puntos de luz necesarios para que el almacén esté iluminado por completo.

Por otra parte, la ventilación evita que se acumulen olores y ambientes nocivos. En el caso de que se manipulen productos tóxicos se tendrá que cumplir con una normativa específica.

6. Imparte formación a tus empleados 

No sirve de nada contar con un completo sistema de seguridad laboral si tu plantilla no está implicada y conoce todos los procedimientos a seguir.

Así, es importante informar detalladamente a los operadores de cómo usar cada una de las máquinas e instrumentos correctamente; impartir cursos a los empleados sobre las instalaciones y entregar manuales de seguridad completos y actualizados.

7. Cumple con la normativa sobre el manejo de maquinaria

Si dentro del almacén se maneja diferente tipo maquinaria se debe controlar el límite de velocidad de la misma y conocer a la perfección el uso de esta. También el peso de la carga que se transporta, no puede superar el peso máximo, que dependerá del tipo de almacén y máquinas que se utilicen.

Para controlar la seguridad se recomienda:

  • Evitar los cruces en el trayecto de mercancías. Esto se consigue creando una vía exclusiva para los desplazamientos en el almacén.

  • Respetar los límites de velocidad y las distancias de seguridad.

Llevar una carga equilibrada en función del tipo de máquina.

¿Necesitas unas escaleras para tu almacén completamente seguras?

Gracias a nuestros más de 30 años de experiencia dedicados a la fabricación de escaleras conocemos todos los detalles que este instrumento debe tener para cumplir con la normativa vigente.

En Escaleras Arizona fabricamos escaleras de almacén a medida según tus necesidades. Solo tienes que echar un vistazo a nuestro catálogo y contactar con nosotros, ¡estaremos encantados de ayudarte!

Llámanos